domingo, octubre 19, 2008

Siguiendo con mi vida.

Muy buenas a todos. La verdad es que tampoco tengo yo mucho espíritu para contar nada aquí, pero me da cosa abandonar el blog, que es una parte de mi en Internet (no cuento el tuenti, que es una pijaduca curiosa).

La vida sigue igual (más o menos). Como ya dije cuando abrí este blog, no voy a convertirlo en un lugar donde contar mis lamentos y mucho menos mis situaciones personales, por lo que no esperéis que comente aquí nada de eso. Baste decir que he tenido momentos más felices y que últimamente ando un poco agobiado con varias cosinas (situaciones de las que no voy a hablar, los estudios...). La vida sigue, no siempre como habíamos planeado, pero sigue, que es lo que cuenta. Una vez leí en un sitio (no recuerdo cual) una frase que ha sido algo así como mi mantra durante los últimos años: "La grandeza de un hombre no se mide por las veces que cae, sino por las veces que se levanta". Es un poco chorra y probablemente la haya leído en un cómic u oído en una peli, pero es que me parece una verdad como un templo. Cuando pasé el peor momento de mi vida (hace unos años) fue esa idea la que me hizo tirar para arriba, entre otras cosas.

Pues eso. Simplemente quería animar a todo el mundo. Que hay que tirar para adelante, por muchos golpes que recibamos. Como siempre le decía yo a Kitty: " no todo va a ser jiji jaja"...

Bueno, os dejo una escena que motiva y que creo que deberían ver todas las personas con el ánimo un poco bajo o que piensen que algo superior está jugando con ellos. Por supuesto, también recomiendo ver la pel (lo digo en serio, es un peliculón)i:



Sed felices ¡y arriba ese ánimo, cojones! Levantarse SIEMPRE, nunca quedarse tirado.

1 comentario:

Kent Brockman dijo...

Holaaaa

Vaya pedazo de video, lo voy a guardar en el lapiz para llevarlo a mi portatil.

Muchos 'Animos, no s'e poner acentos con este teclado raro que no existe la n~.

Por aqu'i estamos bien, asistiendo a clases y buscando curro.

Un abrazo muy fuerte y
Salu2 cordiales.